La industria de la alimentación y las bebidas, sostenible por responsabilidad, pero también por rentabilidad y eficiencia

4 Nov

“Nada puede ser bueno para nosotros si no es bueno para todos”. Jean Paul Sartre.

———————————————————————

Este mes de octubre los periodistas ambientales nos dimos cita en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), convocados por APIA, la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, y la Federación Española de Industrias de la Alimentación (FIAB) para debatir sobre sostenibilidad y medio ambiente en este sector.

Desde FIAB, la Directora del Departamento Técnico y de Medio Ambiente, Paloma Sánchez centró su intervención en la apuesta  por la mejora ambiental en este sector, que, según sus palabras “se ha convertido en una de las claves de la competitividad y compromiso social de FIAB”.

Sobre este mismo tema, –la sostenibilidad y la eficiencia de recursos y materias primas en sectores como la restauración y los hoteles, pero también en el hogar a la hora de gestionar los alimentos, y organizar la compra mensual o semanal–, escribí en el reportaje ‘Activismo Gastronómico, recetas para un mundo mejor’ publicado hace unos meses en Compromiso Empresarial. Si te interesa leerlo, puedes hacerlo aquí.

En  la Jornada de FIAB y APIA representantes de grandes compañías del sector como Nestlé, Pascual o Unilever, explicaron cómo trabajan activamente en la optimización de sus procesos, ya que el medio ambiente se ha convertido en “un pilar estratégico” para garantizar los retos de eficiencia y sostenibilidad que se les plantean actualmente como más urgentes, y que forman parte de su Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas para 2020 –formalizado junto al Gobierno y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el pasado mes de marzo–.

Asistentes al desayuno de FIAB y APIA en la sede de la APM.

Asistentes al desayuno de FIAB y APIA en la sede de la APM.

La clave, según FIAB, es la apuesta por un modelo de producción y consumo sostenible a lo largo de toda la cadena de suministro. “La incorporación del reto ambiental dentro de los objetivos de la industria alimentaria demuestra su compromiso de cara al futuro con esta necesidad”, señalaba Paloma Sánchez, que aseguraba que “El medio ambiente ha dejado de ser una moda para convertirse en una de las claves de la competitividad del sector”.

Este encuentro dejó algunos datos relevantes. En el caso del agua, la Industria la logrado reducir su consumo anual en un 33% entre 2006 y 2010, mejorando la depuración de vertidos y aumentando así el compromiso del sector.

En el periodo 2002-2011, la industria alimentaria también consiguió reducir su intensidad energética en un 46%, con una clara mejora en materia de eficiencia energética y con el objetivo de continuar con el ‘desacople’ entre el consumo energético y la producción (equilibrar la producción de alimentos respecto de las emisiones de CO2), haciendo uso del gas natural en el 63% del consumo total de las industrias.

RETOS AMBIENTALES DE CARA A 2020

El sector es consciente de que la población mundial sigue creciendo y de que nos movemos en un entorno en el que los recursos naturales son cada vez más escasos: por ello es clave que todos los eslabones de la cadena alimentaria trabajen para mejorar eficiencia de sus procesos, reducir el consumo de recursos y energía y minimizar el impacto ambiental sobre el entorno.

En este sentido, la industria de la alimentación y las bebidas ha definido cinco puntos que permitan alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea de reducir en un 50% la eliminación de residuos alimenticios comestibles en el conjunto europeo antes del año 2020. Y eso sólo será posible “si toda la cadena alimentaria tiene una visión comprometida con el medio ambiente y trabaja conjuntamente”, recalcó la representante de FIAB.

industria_alimentaria_innovacion

RETO Nº 1: Alimentar a una población creciente en un entorno de escasez de recursos

Las previsiones apuntan a que para el año 2030 será necesario aumentar en un 50% el suministro de alimentos para satisfacer las demandas de la población mundial. Si el modelo actual de producción continúa, este incremento provocará una presión cada vez mayor sobre los ya escasos recursos naturales disponibles.

La propuesta de este sector en este sentido pasa, entre otras medidas, por contribuir al desarrollo de un abastecimiento sostenible de materias primas; reducir el desperdicio de alimentos; colaborar con asociaciones de consumidores e instituciones o sectores interesados en la promoción de la sostenibilidad ambiental y promover el cálculo de la huella ambiental de los productos.

RETO Nº 2: Gestionar el agua de forma más sostenible

Aunque el sector ha conseguido reducir su consumo anual en los últimos años, la industria quiere continuar disminuyéndolo mediante la optimización de los procesos y su reutilización sin afectar la calidad y seguridad de los productos, así como mejorar la calidad de los vertidos finales.

RETO Nº 3: Mantener la competitividad industrial en un entorno de incertidumbre jurídica y dependencia energética

España se caracteriza por tener una estructura de consumo energético con una dependencia muy elevada. Además, en el ámbito nacional hay una gran incertidumbre en cuanto al marco regulatorio de estas actividades. El objetivo por tanto es mejorar la eficiencia de los procesos de producción y envasado y el uso de fuentes de energía más limpias y eficientes.

RETO Nº 4: Mejora de la eficiencia de procesos y mitigación del cambio climático

A través de la colaboración con los proveedores para optimizar el transporte y la distribución de materias primas y productos y reducir, de este modo, las emisiones de gases de efecto invernadero.

RETO Nº 5: Minimizar el impacto ambiental de los envases

En España se reciclan 7 de cada 10 envases puestos en el mercado. La idea es promover la innovación en envases más sostenibles; evitar los residuos; trabajar en el diseño y el ciclo de vida del envase y promover la mejora de los procedimientos de elaboración y presentación de informes en los Estados Miembros.

Si te interesa, en este enlace puedes descargarte el informe “ALIMENTAMOS UN FUTURO SOSTENIBLE: Retos medioambientales de la Industria Alimentaria a 2020“.

CASOS DE ÉXITO

El Responsable de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Nestlé en la Región Ibérica, Jordi Aymerich, señaló durante la jornada que el principal reto al que se enfrenta la compañía es la gestión del agua, para lo que ponen en marcha políticas de tratamiento del agua residual, además de potenciar la colaboración con proveedores y el uso de recursos naturales para los procesos de producción. Un buen ejemplo es la planta de Nestlé en La Penilla (Cantabria) donde, en dos años, han logrado reducir el uso de agua por tonelada de producto en más del 66%, pasando de 72 metros cúbicos de agua por tonelada de producto elaborado a 25.

Por su parte, la Directora de Comunicación de Unilever España, Ana Palencia, puso sobre la mesa algunos datos muy preocupantes sobre el desperdicio alimenticio en España: el 40% de la comida que se tira a la basura procede de los hogares, el equivalente a 76 kilos de alimentos. en este sentido, Unilever cuenta con una Guía de desperdicios alimentarios, con más de 50 consejos prácticos para elaborar recetas más responsables en este ámbito.

En la misma línea el Director de Relaciones Institucionales, Asuntos Regulatorios y Medio Ambiente de Calidad Pascual, Óscar Hernández, explicó el Plan de Gestión de impacto ambiental de la compañía, que tiene como objetivos la reducción del 20% en las emisiones de CO2 (derivadas de la movilidad),  en el consumo energético, en el consumo de agua y en el peso de los envases. “En Calidad Pascual creemos que reduciendo costes y cuidando el medio ambiente tendremos, a priori, una ventaja competitiva”, explicaba.

Desayuno-APIA-191-1024x653

De izquierda a derecha, Clara Navío, Presidenta de APIA, Ana Palencia, de Univeler, Paloma Sánchez, representante de FIAB, Jordi Aymerich, de Nestlé, y Óscar Hernández, de Calidad Pascual.

Desde luego, la capacidad del sector de las bebidas y la alimentación es innegable: es el primer sector industrial en España, con una facturación de más de 90.000 millones de euros, cerca de medio millón de empleos y más de 29.000 empresas.

Un año de mucho aprendizaje y algún reconocimiento

27 Oct

Os doy la bienvenida de nuevo a mi blog, que retomo, con cierto sentimiento de culpa, pero también de alegría, más de un año después de mi último post. En este tiempo han pasado algunas cosas de las que quiero daros cuenta en esta nueva entrada.

Mi vida profesional, durante este año largo, ha estado llena de nuevos aprendizajes y de inmersiones en campos nuevos hasta ahora para mí como el marketing, o la organización de campañas, el diseño de eventos, la gestión de proveedores y una gran variedad de actividades que me han dado la oportunidad de seguir aprendiendo y conociendo cosas interesantes, que es, al fin y al cabo, el objetivo fundamental de seguir aquí, como ya he comentado en alguna otra ocasión, y una de las ventajas –por citar sólo algunas, pese a cómo está el patio actualmente– que tiene este oficio.

learning

Como periodista freelance he prestado mis servicios a una consultora estratégica y agencia de marketing diferente: 21 Gramos, especializada en la comunicación responsable: Allí he tenido el privilegio de aprender de grandes y pequeños clientes y colaboradores y estar cerca además de los fundadores e impulsores de la primera Asociación que reúne a los directivos y profesionales españoles de la Responsabilidad Social, DIRSE. Ha sido un lujo vivir con ellos el nacimiento de la organización, y crear desde cero su página web y el arranque de lo que ya está siendo el lugar de referencia de los que, de uno u otro modo, nos dedicamos a este ilusionante campo, la RSE.

Por el camino, en estos meses también he vivido tanto profesional como personalmente dos momentos muy importantes: en junio de 2013 Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje de envases, reconoció uno de mis artículos en Compromiso Empresarial en la Categoría de Mejor Trabajo Periodístico en la I Edición de sus Premios R. 

En ‘Packaging sostenible: cambiar por fuera para cambiar por dentro’, hablaba del diseño sostenible de envases; de cómo, a través de él, es posible cambiar toda la filosofía interna de una empresa: de cómo esta apuesta puede llegar a cambiar el ADN de una compañía y hacerla mejor; más eficiente, más responsable, más competitiva. Si os interesa, podéis leerlo aquí.

Fue muy emocionante recoger el galardón, y ser consciente de que este tipo de periodismo se apoya y se reconoce por parte de una organización tan importante como Ecoembes. Desde su blog Planeta Recicla, Ecoembes difundió una entrevista que me hicieron que refleja muy bien mi opinión y postura ante este tipo de periodismo. Si os apetece leerlo, podéis verlo aquí. 

4427-112 (1)

Un momento de la entrega de premios, con Óscar Martínez, Director de Ecoembes, a mi espalda.

Este 2914, el pasado mes de junio, viví de nuevo un momento muy emotivo durante el acto de entrega de otros galardones: los Premios de Periodismo Accenture, que en su XV Edición reconocieron otro de mis artículos, esta vez en la Categoría de Innovación, en el que escribí sobre economía colaborativa y negocios novedosos como el ‘carsharing’ o ‘carpooling’: el alquiler de vehículos por horas o las nuevas plataformas para compartir coche ahorrando costes a nuestro bolsillo y también al medio ambiente.

Estas empresas no se consideran revolucionarios; simplemente son “embajadores del cambio”, impulsores de un nuevo paradigma y una mentalidad en la que prima el ‘compartir’ –en base a necesidades puntuales–, o en el intercambio de bienes y servicios por encima del ‘poseer’: una alternativa mucho más ecológica, más inteligente y sobre todo más barata y responsable. Si queréis echarle un vistazo, podéis leerlo aquí.

Además de mi reportaje en Compromiso Empresarial, también fueron galardonados, en las Categorías de Economía Digital y Tecnología, otros dos compañeros: Alfonso Simón, de Cinco Días-El País, y Juan Castromil, de 20 Minutos, respectivamente. Fue un placer compartir un día de tanta emoción con ellos.

Premio_2014

Foto de familia de los tres ganadores de la XV Edición de los Premios de Periodismo Accenture.

A partir de ahora, y con estas grandes dosis de alegría, empuje e ilusión, toca seguir trabajando, aprendiendo, uno de los privilegios que nos da esta profesión, pero también, una exigencia, que, al mismo tiempo, se nos impone ahora más que nunca. Como dijo Juan Ramón Lucas durante el Curso de Verano de Ecoembes y la UPM celebrado este verano en La Granja (Segovia) y al que tuve la suerte de asistir: “Hoy, a los periodistas se nos exige ser más periodistas que nunca”. (Puedes leer más sobre las conclusiones de este Curso sobre Periodismo Ambiental en este enlace).

JR Lucas

Con Juan José Lucas, periodista de radio y TV y miembro de la Junta Directiva de SEO/Birdlife.

Yo quiero seguir siendo periodista. Porque, como recordé en mi breve discurso de agradecimiento de los Premios Accenture (confieso que robándole la frase a Gabriel García Márquez): “pese a todo, éste sigue siendo el mejor oficio del mundo”. 

RSC EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: dar ejemplo, la mejor lección.

28 May

Los datos no dejan lugar a dudas: está demostrado que las personas con discapacidad tienen mucha menor participación en el mercado laboral. Siguen existiendo para ellos barreras muy importantes –algunas involuntarias–, pero lo que es evidente es que ellos tienen un índice de contratación mucho menor, –y por tanto sufren una importante falta de integración–, que el del resto de personas.

Así lo puso de manifiesto el pasado 21 de mayo el Vicepresidente Ejecutivo de Fundación ONCE,  Alberto Durán, que participó junto a un buen número de expertos en la Jornada RSC+D en la Administración Pública organizada en Madrid por el semanario económico NUEVO LUNES. “Aunque el marco normativo es correcto, y además está bastante avanzado con respecto al resto de Europa, sigue existiendo un problema fundamental: aún no existe una normalización real de las personas con discapacidad, a lo que se suma que no siempre se cumple la normativa”, señaló en este sentido Alberto Durán.

????????

A su juicio, más que exigir a la sociedad su aplicación efectiva, lo fundamental es “apostar por la pedagogía”, y una parte muy importante de esa pedagogía tiene que llevarla a cabo la Administración a través de la Contratación Pública Responsable, fomentando la colaboración con empresas y organizaciones que apoyen a las personas con discapacidad. La clave: “aplicar la equidad para que la IGUALDAD sea real”, insistió Durán. Y en este sentido, el Foro de la Contratación Responsable, impulsado entre otros por ONCE o el CERMI, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, “es una herramienta válida para equiparar a estas personas en el ámbito de la contratación pública; un instrumento potente para alcanzar la igualdad”, recalcó.

Los objetivos de este Foro son claros: impulsar la inclusión de cláusulas  de contenido social en la contratación pública que favorezcan la discapacidad; el apoyo técnico a las entidades contratantes y contratistas; la difusión de buenas prácticas de contratación pública social y responsable; y la promoción en general de la Contratación Responsable.

En palabras de su Presidenta, María Garaña, no podemos dejar de tener en cuenta a este colectivo: cerca de un 10% de la población española tiene algún tipo de discapacidad, “más de 4 millones de personas”. Dos millones de ellos están en edad de trabajar, lo que eleva al 50% el porcentaje de paro en este colectivo. Hoy, las fórmulas que propone este Foro “son aplicables sin necesidad de apoyo adicional ni subvenciones. Se puede hacer con los medios que existentes”, recalcó Garaña, que añadió que es una fórmula WIN-WIN. “Todos ganan”.

Tampoco se puede obviar otro dato fundamental: la contratación pública supone el 18% del Producto Interior Bruto (PIB). La propuesta del Foro es sencilla: a la hora de habilitar los concursos públicos y abrirlos a las empresas, aceptando las que cumlpan todos los requisitos, “sería fundamental dotar de puntos adicionales a las que empleen a personas con discapacidad, por ejemplo, o a las que colaboren con Centros Especiales de Empleo”, explicó Garaña.

discapacidad

El Foro de la Contratación Pública Responsable ofrece una plataforma on line única, medible, muy fácil de explicar y de utilizar, y con un propósito claro: acompañar y apoyar a la Administración Pública y a las empresas en la aplicación de la herramienta. “No hay excusas; es fácil, tecnológicamente muy sencilla, y abarca todo el proceso; cómo hacer los pliegos, cómo incluir estas cláusulas sociales….”.

COMPROMISOS DEL GOBIERNO

Durante su intervención, el Subdirector General de Relaciones Laborales de la Dirección General de la Función Pública, Ángel Melchor, fue más claro aún: el objetivo del Gobierno en esta materia es conseguir que los términos económico y social “dejen de ser antagónicos”. “El crecimiento económico siempre debe ser acorde con la mejora de las condiciones  sociales y laborales”, dijo, y aunque “hay un marco normativo que existe y que está muy avanzado, aún queda mucho camino por recorrer”. Parte de esos ‘deberes’ debe hacerlos la Administración, señaló, ya que “hace falta dar a conocer más y mejor las herramientas y posibilidades legales que existen para las empresas que desean fomentar este tipo de contratación”.

“La Administración es una gran empresa y como tal debe hacer un gran esfuerzo en este sentido y en otros relacionados con la RSC o la sostenibilidad, como el ahorro energético, las protección del Medio Ambiente, el reciclaje, el buen gobierno, la igualdad, y por supuesto la discapacidad. Y que se sepa lo que hacemos”, recalcó Melchor, que añadió que estos aspectos, “no sólo son de justicia si queremos exigir responsabilidades a los ciudadanos, si no que además son muestra clara del nivel de madurez de una sociedad”.

Empresas e instituciones como Microsoft, Acciona, Repsol, los Ministerios de Sanidad, Hacienda y Defensa, Indra, Coca-Cola España, KPMG, Ferrovial, Vodafone, Renfe, Deloitte, Inditex, ESADE, Ayuntamientos como el de Barcelona, Avilés, Castellón o Elche, Campofrío, El Corte Inglés, la Generalitat de Cataluña, Red Eléctrica (REE), Telefónica, Gas Natural Fenosa,  la Junta de Castilla León, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT),o Endesa forman parte ya como socios o colaboradores del Foro de la Contratación Pública Responsable. ¿Pero qué valor añadido reciben?: entre otros, el acceso gratuito a la herramienta digital sobre cláusulas sociales, asistencia técnica en esta materia, participación en eventos, formación y capacitación, y sobre todo el reconocimiento de la sociedad y las Administraciones por el esfuerzo realizado para la integración de las personas con discapacidad.

Es posible participar en el Foro como socio o como suscriptor. Tras la firma de una carta de adhesión, las empresas y organizaciones abonan una cuota anual de 500 euros, en el caso de los socios, y de 625 euros +IVA para los suscriptores

ADMINISTRACIONES  EJEMPLARES

Algunas de las entidades y empresas que ya ponen en práctica medidas de contratación responsable estuvieron presentes en esta Jornada para compartir sus experiencias de éxito, como el Ayuntamiento de Barcelona, que  se ha dotado de un instrumento de contratación pública responsable que ha obtenido resultados muy positivos. Según explicó su Gerente de Calidad de Vida, Igualdad y Deporte, Ángel Miret, “esta es una manera de fortalecer la implicación del Consistorio con la ciudadanía, con el establecimiento y aplicación de criterios ambientales y sociales encaminados a fomentar la empleabilidad de personas con dificultades de inserción en el mercado laboral, y que incluye la fijación de objetivos y un sistema de seguimiento”.

senior signing contract

A su juicio, “el impulso de este tipo de contratación es una palanca que incidirá en la economía real. A gran escala servirá para tejer una red de coherencia entre la política social y ambiental del gobierno y la contratación y compra de servicios y productos”.  Los perfiles de las personas con prioridad para la contratación son, entre otros, las perceptoras de la Renta Mínima de Inserción (RMI), personas con discapacidad reconocida igual o superior al mínimo (33%), mujeres víctimas de violencia de género o doméstica, jóvenes provenientes de instituciones de protección de menores, internos de centros penitenciarios en periodo de libertad condicional o con pasado penitenciario, y personas con problemas de drogodependencia o alcoholismo en proceso de rehabilitación o inserción social.

En el caso del Consistorio asturiano de Avilés, su Concejala del Área de Bienestar Social, Yolanda Alonso explicó que la ciudad –con algo más de 83.000 habitantes dedicada al sector servicios en casi un 70%, un desempleo del 22%, en su mayoría mujeres, y que roza el 50% en el caso de los jóvenes– tiene mayores problemas de empleabilidad que las grandes urbes, lo que aumenta el riesgo de exclusión social (más de 1.000 familias son beneficiarias del Salario Social Básico). En noviembre de 2009, y debido también a la alta temporalidad en el ámbito laboral (88%) se creó el Acuerdo Avilés Avanza, firmado entre el Ayuntamiento, los sindicatos y los empresarios, y que incluía la incorporación de herramientas innovadoras como las Cláusulas Sociales en la Contratación Pública Municipal.

“Estas cláusulas sirven al Ayuntamiento de Avilés para puntuar y reservar parte de la contratación a personas con dificultades, fomentando la igualdad de oportunidades para colectivos como las mujeres o las personas con discapacidad y apoyando la calidad y la estabilidad en el empleo para ellos”, recalcó Yolanda Alonso. Los beneficios, a su juicio, son más que evidentes, sobre todo los sociales –directos e indirectos– sin coste económico añadido: no lesiona los intereses de las empresas, moderniza la Administración, establece vínculos entre las políticas de empleo y la inclusión, y se convierte en referente para otras Administraciones, porque es un modelo muy fácilmente replicable.

La ciudad muestra orgullosa sus resultados: casi 80 pliegos de licitación con cláusulas sociales, más de 160 personas en situación de dificultad contratadas, una optimización de los recursos destinados a cohesión social y una clara mejora de los porcentajes de empleabilidad en mujeres, personas con discapacidad y desempleados de larga duración.

Y precisamente estos buenos resultados son la mejor garantía de que la replicabilidad a la que hace referencia Yolanda Alonso tiene el éxito asegurado.

 

NUESTRA PERCEPCIÓN SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

8 May

¿Qué pensamos los españoles sobre el cambio climático? ¿nos lo creemos? ¿consideramos que hay una base científica que demuestra que realmente éste es un tema real, pero sobre todo preocupante?. ¿Pensamos en las consecuencias futuras que puede tener?.

La teoría parece decir que sí. O al menos eso es lo que se desprende de los resultados de la Encuesta AXA/IPSOS sobre la Percepción Individual de los Riesgos Climáticos, que aún no se han hecho públicos, pero a los que los socios de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), a la que tengo el orgullo de pertenecer junto a muchos y buenos compañeros de esta prensa especializada, tuvimos acceso en primicia en una presentación organizada por Axa Seguros. Su Director de Comunicación y RSC de la compañía, Josep Alfonso, nos los adelantó en un desayuno esta misma semana en la sede de la aseguradora en Madrid.

AXA

Durante el encuentro, que de paso también sirvió, según aclaró nuestra presidenta, Clara Navío, para estrechar lazos de colaboración y establecer un contacto más fluido con Axa, Josep Alfonso nos explicó que, precisamente porque los pilares fundamentales de la compañía, a nivel nacional e internacional, es la prevención de riesgos, la formación y la investigación, nació hace un tiempo la colección de cuadernos ‘Axa papers’, unos documentos que se publican de manera periódica, siempre acompañados de un estudio o investigación que les respalda, y que responden a las preocupaciones o retos que la compañía detecta a nivel social: envejecimiento, dependencia, o como esta última entrega, el cambio climático, un aspecto que Alfonso señaló como “prioritario” y de “gran impacto” para el negocio y para el sector asegurador y totalmente relacionado con él.

“Los riesgos climáticos cada vez toman más importancia, son poco conocidos y con estos cuadernos y estos estudios nuestro objetivo es concienciar sobre ellos”, explicó a los socios de APIA.

Sí, parece evidente que este tipo de riesgos tendrán que ser tomados en cuenta, cada vez de manera más prioritaria, por sectores como el asegurador, que basa gran parte de su negocio en preveer, pero sobre todo en prevenir, las catástrofes naturales o los fenómenos meteorológicos extremos, que traen como consecuencia terremotos, tsumanis, inundaciones, crecidas de ríos, y un largo etcétera.

 LOS DATOS HABLAN

Los resultados de la encuesta – realizada entre los meses de julio y agosto de 2012 a 13.000 personas en 13 países de tres continentes distintos (Europa, Asía y América)–son claros: La preocupación social por el cambio climático existe, y es elevada: el 95% de los españoles cree que los gobernantes mundiales no hacen lo suficiente para combatirlo, un porcentaje significativamente superior al 81% de la media mundial que opina lo mismo.

deshielo

En la misma línea, nueve de cada diez españoles encuestados consideran que el clima ha cambiado de forma significativa en los últimos 20 años, y un 83% de ellos teme que se desencadenen conflictos relacionados con la falta de agua o alimentos.

Asimismo, nueve de cada diez españoles culpan a los países desarrollados de estos nuevos riesgos y el mismo porcentaje responsabiliza, especialmente, a las empresas energéticas del cambio climático.

Además de ser especialmente críticos con sus propios dirigentes, el 80% da por cierto que este fenómeno es un hecho científico resultado de la actividad humana (86%), y no de factores naturales.

Una gran parte de la población española considera haber experimentado personalmente en su región las consecuencias de dicho cambio. En concreto, el 82%, un porcentaje sensiblemente mayor que la media de las economía maduras (Europa, Japón y EEUU), que es del 66%.

El 91% asegura sentirse preocupado por ello, un porcentaje muy superior a la media mundial (86%) y a la media de las economías maduras (81%). La preocupación por lo que pueda afectarles a ellos mismos y a sus familias en el futuro les lleva a citar consecuencias como, por ejemplo, las sequías (un 90%, frente a una media mundial del 78%), o el aumento continuado de la temperatura media del planeta (un 87%, frente al 79% de la media mundial).

EL SECTOR ASEGURADOR Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

Alfonso explicó en este encuentro que las aseguradoras siempre han mantenido una estrecha relación con las catástrofes naturales, porque, a su juicio, “es uno de los actores que más y mejor puede contribuir a mitigar los efectos derivados del calentamiento global”.

c.climatico

“Las compañías cuentan con información geográfica, capacidades en meteorología y climatología, comprensión de métodos y normativas de construcción, know how en materia de medicina, toxicología o demografía en relación con los seguros de vida y de salud que le convierten en uno de los agentes mejor posicionados para diseñar e implementar medidas preventivas”, aseguró.

A través de la gestión de riesgos y el establecimiento de las primas, puede prevenir que las personas construyan en zonas de riesgo (por ejemplo, en zonas inundables), hacer que inviertan en sistemas de protección (por ejemplo, muros de protección frente a los huracanes), o decidan mejorar las estructuras existentes (por ejemplo, la sustitución de tejados con poca resistencia).

Algunas de las acciones del Grupo Axa relacionadas con estos aspectos son por ejemplo la creación en 2008 del AXA Research Fund, un fondo dotado con 100 millones de euros para impulsar en cinco años el estudio y los descubrimientos científicos que contribuyan a comprender y prevenir los riesgos socioeconómicos y de la salud, así como ambientales.

Además, AXA España firmó en 2012 un acuerdo de colaboración con WWF para trabajar de forma conjunta en campañas comoAsegura tu clima’, para sensibilizar a la población sobre la importancia de frenar el cambio climático y apostar por un nuevo modelo energético basado en las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética.

Naturalmente, biomasa.

10 Abr

Su uso viene de antiguo. Desde siempre, especialmente en las zonas rurales, se han aprovechado los residuos obtenidos de la limpieza del campo y de los bosques para alimentar las estufas y chimeneas de las casas. Los expertos dicen que hoy –a mayor escala y gracias a la evolución conseguida–la contribución de la biomasa al balance energético en España es la más importante entre todas las renovables.

Si los datos avalan el potencial de esta fuente de energía, así como sus capacidades ambientales y socioeconómicas –reconocidas y apreciadas por la mayoría de los Estados miembros de la UE–, ¿qué está impidiendo que en España termine de despegar?.  Se apunta al marco regulatorio (sobre todo en el ámbito energético) establecido para el sector, que  no ha conseguido incentivar lo suficiente la consolidación de este sector, pero también de la ausencia de incentivos eficaces y orientados a maximizar la potencialidad de sus tecnologías.

Todas las claves, en este reportaje.

Biomasa, la energía natural.

La biomasa es una de las energías renovables más versátiles, además de barata, limpia y rentable. Puede sustituir a combustibles fósiles sólidos, líquidos o gaseosos, además de ser una opción muy recomendable para abastecer los consumos energéticos de los hogares, oficinas, industrias e incluso para la producción de energía eléctrica.

Laura Martín.-

pellets-biomasa

En España se utiliza biomasa procedente de muchas y muy variadas fuentes: astillas forestales, huesos de aceitunas, cáscaras de frutos secos y un largo etcétera. Su aprovechamiento, tanto en aplicaciones térmicas (climatización, calefacción o procesos industriales) como en centrales eléctricas, tiene muchas ventajas, entre ellas que además de sustituir a cualquier energía fósil, se obtienen con ella las mismas prestaciones de confort, sencillez y calidad, y un ahorro económico muy importante debido a su menor precio frente a los combustibles convencionales.

En este sentido el aprovechamiento de la biomasa procedente de restos forestales –especialmente de leñas– para usos térmicos es un elemento muy característico de España, que se ha convertido en los últimos años en líder europeo en los denominados “montes leñeros”, cuyo uso principal es la producción de madera para la generación de energía.

Según explica a Compromiso Empresarial la responsable de la Unidad de Biocarburantes del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), Mercedes Ballesteros, “sin duda, la biomasa tiene capacidad para contribuir de manera significativa al cumplimiento de los objetivos de introducción de energías renovables europeos fijados para 2020″.

“Se prevé que para ese año la biomasa represente el 17,2% del total de la generación de calor y frío, el 6,5% del consumo eléctrico y el 10% de los combustibles de transporte, pero esto no será posible sin la introducción de medidas y políticas de apoyo adicionales a las existentes”, añade.

A su juicio, “es prioritario desarrollar un mercado sostenible de suministro de biomasa estable y competitivo en precio, y seguir avanzando en las tecnologías de transformación de la biomasa en energía, especialmente en el desarrollo comercial de los biocarburantes de segunda generación que ayuden a reducir sustancialmente las emisiones de CO2, y a la vez no compitan con los alimentos y sean sostenibles”.

En este sentido, señala esta experta, existen algunas medidas que deberían “acompasar” este proceso, por ejemplo, políticas de promoción favorables y estables, “especialmente en estos tiempos de crisis e incertidumbres económicas”.

“La biomasa puede suponer una herramienta eficaz para la recuperación económica de Europa y España por su capacidad de instaurar un nuevo sector productivo localizado en el medio rural con un fuerte carácter industrial y muy intensivo en la generación de empleo”, recalca Ballesteros.

Por su parte, las empresas del sector de la biomasa, como Tribiom Energía, también apuestan por asegurar un buen diseño y mantenimiento de las instalaciones para garantizar el suministro de biomasa al usuario de una manera competitiva desde el punto de vista económico, y maneja cifras que hacen pensar que el uso a gran escala de este tipo de energía en España realmente puede ser viable.

biomasa

Según sus datos, España genera alrededor de 6,5 millones de toneladas anuales en residuo forestal y silvicultura, más de siete millones de toneladas al año en residuo agrícolas y otros tantos en cultivos energéticos (350.000 Ha), lo que hacen un total de más de veinte millones de toneladas/año de residuos forestales que no se aprovechan. Con todo ello se podrían instalar 1.296 MW de potencia de generación eléctrica renovable.

Tribiom Energía señala además que el potencial de aprovechamiento de la biomasa forestal en España permitiría generar cerca de 14.500 empleos.

Futuro esperanzador

Los expertos coinciden en que, pese a que el crecimiento sustancial de las aplicaciones eléctricas de la biomasa es reciente y prácticamente ha coincidido con la crisis financiera, es razonable pensar que en los próximos años se movilizarán nuevos recursos, a lo que se suman las ventajas cuantitativas de abastecimiento, el elevado rendimiento energético de la biomasa, su óptima adaptación a la cogeneración y unos niveles de inversión relativamente bajos –y por tanto accesibles a muchos inversores–. El futuro de esta fuente de energía parece esperanzador.

Un real decreto (661/2007) aprobado hace cinco años mejora notablemente la retribución de la electricidad generada a partir de los distintos tipos de biomasa y desde 2006 el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) está modificando la normativa relativa a las instalaciones térmicas en la edificación y a la calificación energética de viviendas para la correcta ejecución, evaluación y registro en los órganos competentes de las instalaciones de biomasa en edificios.

IDAE también impulsa desde 2009 el Programa Biomcasa, basado en acuerdos voluntarios con empresas del sector de la biomasa térmica en edificios con el fin de establecer un sistema de financiación que impulse una oferta de calidad y adaptada a las necesidades de los usuarios de agua caliente y climatización en edificios utilizando biomasa.

Datos de diciembre de 2012 indican que la biomasa fue la renovable con mayor número de empleos por megavatio (MW) en 2011, según el Estudio del impacto macroeconómico de las energías renovables en España, elaborado por la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), que confirman que la biomasa y el biogás son las tecnologías que más empleo generaron por MW instalado.

De hecho, la biomasa fue una de las pocas renovables que creció en este aspecto y sumó 22,3 trabajadores por MW. La que más se acerca, la termosolar, alcanzó 21 con 400 MW más. La ‘cruz’ de la moneda bioenergética la ofrecen los biocarburantes, con 1.375 empleos perdidos en 2011.

Entre los datos que aporta el estudio de APPA resaltan los 10.244 millones de contribución al PIB y los 2.101 millones ahorrados en importación de combustibles. Pero hay otro de cariz sociolaboral que tiene aún más importancia, ya que demuestra que el sector ha generado nuevos puestos de trabajo (5.983 exactamente) por primera vez desde 2008; un repunte que se produjo, según APPA, “por los empleos inducidos debidos a la construcción de nuevas centrales”. No todas las tecnologías crecieron en este apartado. Solo la biomasa, la termosolar y la fotovoltaica ganaron empleo en 2011.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sin embargo, el estudio de APPA también señala que el sector perdió 1.375 empleos el año anterior, pasando de 5.172 a 3.797. Las conclusiones del documento indican que el mayor consumo de bioetanol y biodiésel no se ha traducido en una mayor actividad debido a las importaciones masivas.

“Si no se producen en España no se generará empleo nacional. Se acabará con la industria y simplemente se sustituirá la dependencia de las importaciones de petróleo por la dependencia de las importaciones de biocarburantes”, afirma el estudio.

APPA, sin embargo, recuerda que “la utilización de biocarburantes en el transporte supone importantes ahorros de emisiones de CO2 y si se produjesen en mayor medida en las plantas españolas se equilibraría aún más la balanza comercial”.

El estudio cuantifica en 4,5 millones de toneladas el CO2 que no llegaron a la atmósfera por el uso de biocarburantes. Asimismo el documento añade que se cumplieron los objetivos marcados de consumo, algo que no se puede decir de la biomasa y el biogás, ya que, junto a la minihidráulica, quedaron por debajo de sus objetivos de potencia, con un déficit de 1.278 MW.

Pese a las alentadoras cifras –47.300 empleos en España y 12 millones en todo el mundo–, los expertos de APPA alertan de que la bioenergía “sigue sin consolidar su potencial de creación de empleo al no cumplirse sus expectativas de crecimiento”. Hace algo más de un año, antes de que aparecieran la moratoria y las tasas a las renovables, APPA presentó otro informe elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) en el que se concluía que una actualización del marco retributivo de la biomasa y el biogás eléctricos permitiría crear casi 47.300 puestos de trabajo en España y atraer 3.854 millones de euros en inversiones privadas, con un beneficio económico adicional de 46 millones de euros para el Estado.

A nivel mundial, otros informes multiplican estas posibilidades de creación de empleo. Es el caso de Empleos verdes: Hacia el trabajo decente en un mundo sostenible y con bajas emisiones de carbono, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) en 2008 y en él se constataba que de los 20 millones de empleos que pueden alcanzar las renovables en 2030, 12 millones, más de la mitad, corresponderían a los biocombustibles.

En esta línea, el documento hacía también un llamamiento a mejorar “sustancialmente” las condiciones laborales en las que se producen esos biocombustibles en algunas partes del mundo, especialmente en los países en desarrollo.

Seguir Leyendo…

Embalajes sostenibles: cambiar por fuera para cambiar por dentro.

11 Feb

Con la resaca de las fiestas navideñas aún reciente, todos nos hemos embarcado en el último mes en una nueva vorágine de compras: ¡las rebajas!. En estos periodos –quizá más que nunca a lo largo de todo el año– es hora de plantearse qué podemos hacer nosotros a la hora de racionalizar nuestro consumo y sobre todo, cómo gestionar (bien) la ingente cantidad de residuos generada por los embalajes, envoltorios, regalos, paquetes, cajas, bolsas y otros materiales cuyo uso viene asociado con las compras y a la gestión y transporte de mercancías.

Todos, como ciudadanos tenemos a nuestro alcance una poderosa herramienta de cambios social: el consumo. Como consumidores cada día tenemos la oportunidad de utilizar nuestro criterio y nuestras decisiones para promover la sostenibilidad. Qué elegimos, dónde y cuándo, son decisiones que pueden parecer simples, pero que tienen detrás muchas consecuencias.

Las empresas y los fabricantes también lo saben y por ello ya han empezado a cambiar por fuera como primer paso para poder cambiar por dentro.

¿Qué hay detrás de lo que se conoce como ‘packaging sostenible‘?. Si quieres saberlo, no te pierdas el último de mis artículo en Compromiso Empresarial.

Packaging sostenible: cambiar por fuera para cambiar por dentro.

Más allá de servir para transmitir valores de sostenibilidad y responsabilidad ambiental del producto a la marca, el packaging o embalaje sostenible sirve, de manera práctica, para conseguir algo que actualmente empresas, clientes y mercado demanda aún más que la mejora de la imagen: el ahorro. Ahorro de costes en el almacenaje y la logística, en el transporte, en la fabricación o en el uso de materiales. Y el más importante: el ahorro para el medio ambiente.

Laura Martín.- 

El primer paso es la inversión. Sin lo que se conoce como I+D+i –la investigación y la innovación– no sería posible. Pero el resultado, según los expertos y empresas que ya han comenzado este camino, compensa con creces.

packaging

Sería más adecuado hablar por tanto de “packaging inteligente”, una forma de diseñar los embalajes mucho más funcional, práctica, sencilla y mucho menos contaminante: empaquetados que ocupen menos espacio, se almacenen mejor, se fabriquen utilizando menos recursos (materias primas, energía…) y se transporten de forma más eficiente. Es sencillo, pero a la vez, complicado de entender para muchas empresas que aún piensan que investigar y desarrollar nuevas fórmulas en este sentido sigue sin estar reconocido ni “premiado” por los clientes que muchas veces no tienen en cuenta estos aspectos en sus decisiones de compra.

Madrid fue el escenario el pasado mes de octubre de un encuentro sobre estrategias empresariales para un packaging más sostenible, organizado por Ecoembes en el marco de sus encuentros anuales con empresas. En este escenario, Aguas de Mondariz, Gallina Blanca, Leroy Merlin y Henkel Ibérica abogaron por el desarrollo de proyectos en materia de ecodiseño como una clara oportunidad para mejorar en aspectos fundamentales como la gestión de residuos, el uso de materiales y tratamientos, la distribución o la imagen al cliente.

Empresas pioneras

En palabras de Alberto Cabadas, director de la planta envasadora de Aguas de Mondariz en la provincia de Pontevedra –a orillas del río Tea, en un entorno perteneciente a la Red Natura protegido por sus valores naturales–, “detrás de todas las innovaciones que ha puesto en marcha la compañía en materia de diseño de envases hay un importante trabajo de coordinación entre los departamentos de compras, proveedores, empleados, y, sobre todo, un análisis exhaustivo del ciclo de vida del producto”.

En los últimos diez años Aguas de Mondariz ha reducido en un 90% la cantidad de residuos generados en sus procesos productivos (vidrio, cartón, plástico…). Cada año gestiona y recicla más de 5.300 toneladas de estos materiales. Su trabajo en materia de innovación comenzó a destacar en 1988 cuando revolucionaron el mercado lanzando la primera botella cuadrada, aportando grandes ventajas en materia de almacenaje y transporte.

A partir de ahí la compañía siguió investigando para la reducción del gramaje de los envases, su tamaño, la mejora de los tapones, etc. Desde 2002 el peso de sus botellas de agua de 330 ml en formato PET se ha reducido un 17%, y un 9,7% en el caso de las de cristal de 500 ml, con las consiguientes mejoras en materia de logística al tratarse un diseño mucho más ergonómico.

A esto hay que sumar la reducción en el consumo de agua, energía y materias primas, además de la mejora en la gestión de residuos peligrosos. La compañía ha logrado un ahorro de casi 191.000 metros cúbicos de agua en los últimos siete años gracias a factores como el cambio de lavadoras de envases de vidrio, la instalación de sistemas automáticos de limpieza de las llenadoras, o la reutilización del agua de los filtros.

1- mondariz pet 5

Según explica el responsable de Aguas de Mondariz a Compromiso Empresarial, estas mejoras no siempre llegan al consumidor de forma clara. “Es complejo hacerle llegar el valor añadido que tiene un producto que cuenta con garantías ambientales y de sostenibilidad, pero lo fundamental es el apoyo de las administraciones públicas, su colaboración, y también la de los medios de comunicación, que es donde se informan los consumidores”.

Pese a ello, la gestión ambiental es una parte más, y fundamental, de la gestión estratégica de cualquier compañía. “No somos una ONG, por eso calculamos la rentabilidad de las inversiones en esta materia, y por supuesto el retorno que tendrán, y las cuentas son siempre positivas”, explica Cabadas, que añade que “pese a que el consumidor aún no esté preparado para tomar decisiones de compra basadas en criterios de sostenibilidad, existe una responsabilidad por parte de la compañía que nos aporta valor como empresa y diferenciación”.

Aguas de Mondariz envasó 66 millones de litros de agua durante 2011, y ha sido la primera empresa del sector en lograr la certificación europea EMAS III (Eco-Management and AuditScheme).

La responsable de RSC y Comunicación Institucional de Leroy Merlin, Susana Posada, expuso en este mismo foro las dificultades con las que se encontró la compañía al estar integrada por 55 tiendas a nivel nacional, más de 7.000 empleados y un modelo de negocio totalmente descentralizado.

Por eso Leroy Merlin presentó en enero de 2012 su Marco de RSC en el que el packaging tiene un papel destacado, e integrado en otras variables clave como el medio ambiente o las personas. “Estos aspectos incluyen por ejemplo el consumo responsable –por nuestras tiendas pasan cada año cerca de 44 millones de personas–, el reciclaje, la construcción sostenible, los recursos humanos, la conciliación o la responsabilidad social”.

“El primer paso fue hacer un análisis inicial de la situación”, explica Posada, y establecer unos objetivos que en el caso de Leroy Merlin se han fijado hasta 2016.

En 2011 se creó un grupo de trabajo formado por 90 personas que se ocupó durante un año de establecer un marco general para todo el grupo que incluyera aspectos como el transporte, la logística –se venden más de 100.000 referencias en tienda—, seguridad, información, garantía, almacenaje, manipulación, gestión de residuos, etc. “Se estableció una estrategia concreta, porque hasta ese momento solo existían acciones puntuales, y no existía know how para hacerlo”, añade Posada.

leroy

A partir de ahí se creó un Decálogo de Packaging Sostenible, que contó con el apoyo de Ecoembes, se impartió formación a los equipos de las centrales de compras y se desarrolló una herramienta de gestión automatizada de recogida de información con indicadores que permitieran cuantificar las mejoras de cara a la toma de decisiones. “Detectamos que las secciones que más impacto generaban eran las de iluminación, ferretería y pintura, y en ellas nos centramos. El siguiente paso fue implicar a los clientes, con la creación de talleres participativos para que hicieran sus aportaciones en la toma de decisiones”, destaca Susana Posada.

La reducción en el tamaño de los envases es en general el principal objetivo de las medidas implantadas por estas empresas que, como el caso de Henkel Ibérica y sus detergentes, han conseguido reducir hasta casi seis veces su tamaño.

Así lo explica Xavier Closa, jefe de I+D de Detergentes y Cuidado del Hogar de la compañía, que atribuye este logro a la nueva fórmula ultra concentrada de sus detergentes gel.

Dedicados a los sectores de la limpieza, el bricolaje, la cosmética o el cuidado personal con marcas como Dixan, Micolor, Wipp Express, Pritt, Loctite, Magno, Fa o La Toja, la compañía forma parte de iniciativas internacionales del sector, como The Laundry Sustainability Projet for Heavy Duty Liquids, para fabricar detergentes de ropa más sostenibles, e impulsado por la asociación europea AISE (International Association for Soaps, Detergents and Maintenance Products), que además trata de mejorar la comunicación con los consumidores, crear confianza en la industria, optimizar el uso de materias primas para los envases y embalajes, o la formación de los consumidores para el correcto uso de productos concentrados.

“El objetivo de Henkel de cara a 2030 es fabricar detergentes que lleguen a ser tres veces más eficientes que los actuales, triplicando así el valor creado y reduciendo la huella ambiental: menos agua consumida, más progreso social, el uso de hasta un 15% menos de energía o el aumento en un 20% de la seguridad de los empleados por millón de horas trabajadas”, explica Closa.

Seguir leyendo…

Ahorro energético en grandes superficies: un reto de similar tamaño.

19 Dic

Se calcula que el 40% del consumo total de energía primaria en la UE se destina a los edificios, que a su vez, son responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso es crucial optimizarlos energéticamente, y aún más  hacerlo en grandes superficies: centros comerciales, sedes empresariales, instalaciones deportivas, edificios públicos…. Sólo en la Unión Europea existen más de 160 millones de edificios, una cifra casi inabarcable si tenemos en cuenta que el objetivo de la UE es reducir el 20% de sus emisiones contaminantes antes de 2020. Estos datos dan una idea de hasta dónde llega la importancia de la eficiencia energética –y su gran potencial de mejora— en el ámbito de la edificación. Insisto, más en grandes superficies.

Si eres de los que crees que la planificación eficiente y el uso racional de la energía por parte de estos grandes complejos es un aspecto estratégico para su desarrollo comercial y su crecimiento, no te pierdas este artículo.

Eficiencia energética en grandes superficies. Soluciones a la altura de los retos.

La eficiencia energética, el ahorro de agua, el reciclaje y la reducción de emisiones de CO2 son los grandes retos empresariales del siglo XXI.  Afrontarlos para transformarlos en oportunidades de negocio es un reto aún mayor que se multiplica en el caso de las grandes superficies: centros comerciales, hoteles, sedes sociales y oficinas de grandes compañías o edificios públicos –grandes consumidores de energía y recursos– se encuentran en la encrucijada de buscar soluciones a la altura de estos retos.

Laura Martín.-

No se trata solo de disminuir el impacto ambiental o frenar el cambio climático, sino también de impulsar nuevas formas de negocio. La eficiencia energética es además una oportunidad para crear empleo relacionado con el medio ambiente. Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), este sector podría superar los 700.000 empleos en 2020.

siam-paragon

La Unión Europea (UE) trabaja para mejorar la eficiencia energética global de sus Estados miembros precisamente con dos objetivos clave: hacer frente al cambio climático y conseguir un suministro de energía seguro, sostenible y competitivo.

El reto es reducir sus emisiones de CO2 en un 20% en el año 2020 tomando como referencia los niveles de 1990.

En este sentido, la UE tiene dos directivas clave para responder al reto de la eficiencia energética en materia de edificación: la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (2002/91/CE) y la Directiva de Eficiencia Energética del Uso Final y Servicios Energéticos (2006/32/CE).

Y es que se calcula que el 40% del consumo total de energía primaria en la UE se destina a los edificios, responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso es crucial para la UE optimizar energéticamente sus 160 millones de los edificios si quiere llegar a su meta antes de 2020. Estos datos dan una idea de hasta dónde llega la importancia de la eficiencia energética en el ámbito de la edificación –más en grandes superficies–. Por eso la planificación eficiente y el uso racional de la energía por parte de estos grandes complejos se convierte en un aspecto estratégico para su desarrollo comercial y su crecimiento.

Soluciones ejemplares

Las respuestas y soluciones en materia de eficiencia energética en grandes superficies deben estar, por todos estos motivos, a la altura de los retos mismos. Es el caso del proyectoOLED100.eu (Iluminación con LED orgánicos en dimensiones europeas) –que acaba de recibir un importante impulso económico del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea al conseguir 12,5 millones de euros–, cuyo objetivo es aumentar la eficiencia energética y la vida útil de los LED para aplicaciones de iluminación de grandes superficies.

Coordinado por Philips Technologie GmbH en Alemania, el equipo de OLED100.eu lleva tres años trabajando en estos objetivos. Durante este tiempo los investigadores han resuelto peculiaridades técnicas y estudiado los niveles de aceptación y las preferencias de los usuarios finales con respecto a esta nueva tecnología de iluminación.

Los objetivos del proyecto han sido mejorar la eficiencia luminosa, prolongar la vida útil, aumentar la escala del área de emisión de luz, optimizar los procesos para reducir los costes de producción y estandarizar las mediciones basándose en la investigación de aplicaciones.

En el marco de este proyecto los investigadores han realizado estudios de casos de percepción acerca de gustos y aceptación de los OLED como fuente luminosa y elaborado modelos hipotéticos de industrialización y cálculo de costes de los procesos de producción. En OLED100.eu participan socios de Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Países Bajos y Reino Unido.

DUBAI Noche (1)

De eficiencia energética en grandes superficies comerciales una de las compañías que más sabe es la portuguesa Sonae Sierra, con casi medio centenar de centros comerciales en diversos países europeos como Portugal, España Italia, Alemania, Grecía y Rumanía, además de Brasil.

Su responsable de Property Management en España, Alberto Bravo, explica a Compromiso Empresarial que “la gestión de la eficiencia energética, el ahorro de agua y el reciclaje son tres puntos clave y de gran impacto para los nueve centros comerciales de Sonae Sierra en España, cuyos índices de gasto energético han mejorado muy considerablemente en los últimos cinco años”.

En el marco de su política de responsabilidad corporativa, la compañía ha identificado objetivos a largo plazo que reflejan los aspectos económicos, sociales y ambientales más significativos para sus diferentes espacios comerciales.

Según explica Bravo, “una vez establecidos los procedimientos generales de gestión y objetivos anuales de mejora, los centros establecen los suyos en base a los de la compañía y definen acciones para alcanzarlos”.

El objetivo principal de las acciones durante los últimos cinco años ha sido concienciar a los consumidores sobre los problemas que genera la escasez de agua. Desde 2006, estos centros han ahorrado 27.500 m3 de agua, la cantidad equivalente a llenar once piscinas olímpicas.

Para los centros comerciales también es fundamental el comportamiento en materia de eficiencia energética y reducción de emisiones de CO2. En este sentido, desde 2006 se han ahorrado 6.731.208 kwh, energía suficiente para iluminar 31.163 hogares, y se ha evitado emisiones a la atmósfera similares a las desprendidas por un vehículo tras dar casi 3.100 vueltas al mundo.

En relación a la concienciación sobre el reciclaje, estos espacios han reciclado 1.212 toneladas de residuos, el equivalente al peso de 202 elefantes.

Entre algunos ejemplos de las medidas implantadas en los centros comerciales de Sonae Sierra en España destaca la instalación de grifos con temporizadores y perlizadores, y otros equipamientos, como los urinarios sin agua, que permiten un importante ahorro, o la iluminación LED.

A esto se suma la instalación de sondas crepusculares para regular el encendido de la iluminación, la instalación de muelles en los centros comerciales donde realizar una separación selectiva de los residuos del centro, o el uso de equipamientos de aire acondicionado y ventilación más eficientes.

Bravo explica que “sin duda, para tener resultados de éxito hemos contado con la colaboración de nuestros comerciantes, con los que realizamos importantes campañas de sensibilización y formación en materia ambiental, y a los que reconocemos sus esfuerzos a través de los Premios Planet Sierra que por la labor realizada para disminuir el impacto ambiental de su actividad.

A su juicio, “las empresas deben saber detectar todas las ventajas a medio y largo plazo que conlleva la implantación de una política de RC seria y realista, tanto desde el punto de vista económico como de ahorro de costes y en el ámbito social, logrando así un entorno más saludable para llevar a cabo nuestra actividad”.

“Para conseguirlo, no es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero o cambiar por completo la manera de trabajar, sino que mediante pequeños gestos en el día a día y llevando a cabo una serie de mínimos cambios en las instalaciones, cualquier empresa puede conseguir ser ambientalmente sostenible”, concluye.

Estas y otras tecnologías, como la domótica, están aplicándose también en la construcción y rehabilitación de grandes sedes de empresas, más allá de por razones meramente ambientales. Las razones económicas también pesan, porque las empresas saben que las medidas de eficiencia, ahorro y reciclaje les tocan también el bolsillo y la cuantía de sus facturas finales de gasto de luz, agua o materiales, se ven considerablemente reducidas.

shopping-en-buenso-airesEn esta línea, la Universidad de Zaragoza (UZ), a través del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe), liderará un proyecto europeo por valor de 9,5 millones de euros para construir edificios sostenibles. Se trata de NEED4B (New Energy Efficient Demonstration for Buildings), un consorcio formado por 16 organizaciones procedentes de empresas, Universidades y centros tecnológicos de toda Europa y financiado por la Comisión Europea (CE) en la última convocatoria del VII Programa Marco de I+D.

El proyecto NEED4B busca desarrollar una nueva forma de diseñar, construir y operar los edificios de nueva construcción, una metodología que será pública y de aplicación en un amplio abanico de edificios de bajo requerimiento energético. La metodología propuesta será validada en una serie de “demostradores” que serán construidos en cinco países europeos, entre ellos, España.

NEED4B contempla la construcción de 27.000 metros cuadrados repartidos en cinco edificios “demostradores”, ubicados en las ciudades de Mons (Bélgica), la ciudad española de Zaragoza, Bérgamo (Italia), Kungsbacka y Böras (Suecia) y Estambul (Turquía).

El “demostrador” de Zaragoza será el nuevo edificio del Circe, que albergará parte de sus oficinas y laboratorios de investigación, complementando su actual sede, un edificio cero emisiones situado en el campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza.

Hoteles y sedes empresariales se suman al reto

El turismo es otro de los sectores cada vez más consciente de que las políticas de eficiencia energética son una estrategia de negocio de vital importancia y por ello buscan posicionarse como líderes en el mercado. De forma particular es el sector hotelero el que más puede beneficiarse de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en términos de imagen, competitividad y rentabilidad.

Compañías como la española NH Hoteles han certificado ya en esta materia 400 hoteles. La empresa hotelera es consciente de que la eficiencia energética es un reto inexcusable para cualquier organización que se proponga avanzar en materia de sostenibilidad y a la hora de reducir su consumo de energía y, por tanto, de emisiones, a lo que hay que añadir el importante ahorro de costes.

En NH Hoteles la eficiencia energética “es un factor estratégico de su Plan Medioambiental 2008-2012, que ya tiene un resultado de ahorro de energía del 15% y una reducción de emisiones de CO2 del 32,41%”, explican desde la compañía, que reconoce que el cumplimiento de este plan ha requerido un esfuerzo del que, por otra parte, la empresa está sacando rendimiento en diferentes aspectos.

Uno de ellos ha sido la obtención de la certificación ISO 50001, que acredita la existencia de un sistema optimizado para el uso correcto de la energía.

nhEn palabras de Luis Ortega, director de Medio Ambiente e Ingeniería de la cadena, “esto significa que tenemos un programa específico de eficiencia energética para los 400 edificios de los hoteles que opera la compañía en todo el mundo y que se puede auditar que la empresa está siguiendo una norma internacional para la gestión eficiente de la energía. Tenemos certificado el programa general, no un edificio”. Según sus palabras, NH es la primera cadena hotelera del mundo que ha conseguido esta certificación.

Uno de los elementos clave de esta iniciativa es la plataforma e-learning, un sistema de formación on-line para todas las personas que tienen que manejar energía en su trabajo diario en la compañía, que además está traducido a todos los idiomas locales, de forma que los trabajadores pueden recibir la formación en su propia lengua. “Algo que ya ha hecho el 60 por ciento de los 18.000 empleados”, explica Ortega.

Para Ortega, la implicación del personal de NH es clave en el éxito de este programa. “Es lo que explica que en plena crisis mundial y sin inversiones, hayamos conseguido reducir los consumos y las emisiones”, apunta.

Ikea Endesa son otros ejemplos que merecerían capítulo aparte en materia de gestión eficiente de la energía y los recursos en grandes superficies. Ikea lo aplica en sus tiendas de todo el mundo y Endesa muestra el mejor ejemplo de sus buenas prácticas energéticas en su sede social de Madrid, que cuenta ya con numerosos premios que reconocen estas actuaciones.

El gigante sueco de muebles y decoración anunció en junio de 2011 una inversión de 50 millones de euros para mejorar su eficiencia energética hasta 2013.

La compañía cuenta desde 2010 con un Plan de Ahorro y Eficiencia energética en sus instalaciones españolas. Primero se ocupó de la gestión de residuos y el ahorro de agua, a lo que ha sumado después la instalación de placas solares fotovoltaicas, que comenzó el pasado año en la tienda de Sevilla, y que continuará en once de sus trece almacenes y en sus dos centros logísticos en España.

La geotérmica es otra energía de uso habitual para la marca sueca. De hecho, ya cuenta con una planta de energía geotérmica en su tienda de Jerez, inaugurada el pasado año y con la que cubrirá el 90% de las necesidades de calor en invierno y el 10% de refrigeración en verano, además de contar, en esta misma instalación, con placas solares fotovoltaicas para obtener el agua caliente.

Ser sostenible permite ahorrar, no solo emisiones, si no también euros. Los datos de la compañía sueca en 2011 arrojan que la aplicación de medidas relacionadas con la gestión de residuos, el ahorro de agua y la eficiencia energética le permitieron ahorrar costes por valor de 2,5 millones de euros en el año fiscal 2010.

Eficiencia tambien en el ámbito público y privado

Más allá de las soluciones tecnológicas que ayudan a los edificios y grandes superficies a ser más “inteligentes” a la hora de reducir sus consumos energéticos, no podemos olvidar que otra de las piezas clave en este “puzzle” es el usuario final y su concienciación: cada empleado de una compañía, cada consumidor que se acerca a una superficie comercial, cada turista que se aloja en un hotel; todos, tiene un papel clave que jugar, y sus pequeños gestos contribuirán de manera decisiva al éxito de la implantación de estas tecnologías y de los objetivos finales de reducción y ahorro.

Endesa, consciente de este hecho, lanzó en 2010 su comunidad on-line Twenergy para favorecer y fomentar el consumo responsable de la energía, facilitando a los usuarios finales soluciones y herramientas que les permitan ser más eficientes en su consumo energético.

En este portal los usuarios pueden encontrar trucos y consejos para ahorrar energía, mantenerse al día en su blog, compartir experiencias en su foro, marcarse retos…, incluso conocer el ranking de usuarios más eficientes o descubrir qué ciudades consumen de manera más inteligente. Si lo que quiere el usuario es conocer si consume inteligentemente también es posible medir su nivel de eficiencia o calcular su huella de carbono.

A nivel público, la ciudad de Vitoria- Gasteiz es este año referente en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, ya que ostenta el título de Green Capital Europea.

El cambio producido ha sido espectacular y la mejor prueba de ello es el galardón obtenido el pasado mes de marzo por el Ayuntamiento de la ciudad, reconocido por la eficacia en la gestión energética de sus edificios, que realiza en colaboración con Giroa Grupo Dalkia desde hace más de trece años.

El premio ha sido concedido por expertos del sector y se otorga a Vitoria por el modelo elegido en 1999 para gestionar de forma conjunta los edificios municipales –comenzó con 181 y se ha incrementado hasta llegar en la actualidad a los 350– entre los que se encuentran centros cívicos, edificios de deportes, oficinas, residencias, etc.

El Departamento de Mantenimiento de Edificios Municipales, como impulsor del contrato, diseñó un modelo pionero a nivel nacional que ha servido de referencia para el resto de los Ayuntamientos españoles.

vitoria

Este modelo de gestión ha supuesto, además, una mejora ambiental que se ha traducido a lo largo de estos trece años de contrato en un ahorro energético medio del 24% y una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 28.100 toneladas.

Todos, empresas, administraciones públicas y usuarios particulares, tienen la clave para hacer de la eficiencia el eje del comportamiento diario. Porque ya se sabe: la energía más limpia es la que no se consume.

La sede de Endesa, ejemplo de eficiencia y sostenibilidad

La sede de la eléctrica Endesa en Madrid ha sido el primer edificio en España en obtener la certificación en eficiencia energética denominada “Triple A” (AAA) que se logra al cumplir con los estándares de las certificaciones de Eficiencia Energética (UNE-E 16.001), Calidad Ambiental en Interiores (UNE 171330-3), y la Certificación en Gestión Ambiental (ISO 14.001)).

La sede de la compañía fue diseñada por el prestigioso arquitecto Rafael de la Hoz, que inició su proyecto en 1998, cuando Endesa quiso centralizar a sus por entonces más de 2.000 trabajadores dispersos por varios edificios en Madrid. Además, la nueva sede tendría la difícil misión de ahorrar hasta un 30% de gasto energético.

La sede realmente está formada por dos edificios unidos por un enorme patio interior que sirve para regular la temperatura del complejo gracias al efecto chimenea, que proyecta el aire caliente del interior hacia arriba por unas compuertas regulables acristaladas en el techo. Este efecto provoca la renovación de aire fresco que proviene regulado desde el exterior y filtrado a través del sótano del edificio. En invierno se realiza el efecto contrario y se logra precalentar las oficinas unos dos grados más de temperatura previa a la entrada de los empleados.

Con este sistema se logra reducir considerablemente el uso de sistemas de climatización artificiales de calor/frío por agua auxiliar del que dispone también el edificio. Este sistema ha permitido unos ahorros en las emisiones de CO2 del 52%.

Endesanoche

En el parking exterior, con capacidad para unas mil plazas, se han empleado una marquesinas en el techo formadas por paneles fotovoltaicos que vierten la energía a la red, debido a que, por su extensión, no son capaces de utilizarse para reducir el gasto eléctrico del edificio.

Además el parking dispone de varios puntos de recarga para vehículos eléctricos, que se suma a políticas de movilidad sostenible como la del “coche común”, que incentiva con plazas de parking gratuitas a los empleados que utilicen el coche compartido para ir a trabajar, y la reducción de CO2 de la flota de más de 500 vehículos de la compañía al sustituirlos por híbridos, y pensando en un futuro muy cercano reemplazarlos por vehículos eléctricos 100%.

En cuanto a la gestión del agua –uno de los problemas de estos edificios tan grandes es el derroche de agua para regar los jardines exteriores– se han sustituido el césped natural y las plantas ornamentales por plantas de la zona que no necesitan tanta agua. El agua de riego llega a través de la cubierta transparente de vidrio con una inclinación determinada donde se recolecta y almacena el agua de lluvia para su posterior reutilización.

Por Laura Martín.

Más Info: También puedes leer este reportaje aquí.

PUNTOCERO COMUNICACION Blog de Juan A. Cabrera, Quipu Servicios de Comunicación

Comentarios sobre comunicación y marketing on line y off line

Infografías en castellano

Infografías interesantes en español (Alfredo Vela)

OBSERVATORIO RH+

I+D+información de Gestión de Recursos Humanos

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.