Archivo | diciembre, 2012

Ahorro energético en grandes superficies: un reto de similar tamaño.

19 Dic

Se calcula que el 40% del consumo total de energía primaria en la UE se destina a los edificios, que a su vez, son responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso es crucial optimizarlos energéticamente, y aún más  hacerlo en grandes superficies: centros comerciales, sedes empresariales, instalaciones deportivas, edificios públicos…. Sólo en la Unión Europea existen más de 160 millones de edificios, una cifra casi inabarcable si tenemos en cuenta que el objetivo de la UE es reducir el 20% de sus emisiones contaminantes antes de 2020. Estos datos dan una idea de hasta dónde llega la importancia de la eficiencia energética –y su gran potencial de mejora— en el ámbito de la edificación. Insisto, más en grandes superficies.

Si eres de los que crees que la planificación eficiente y el uso racional de la energía por parte de estos grandes complejos es un aspecto estratégico para su desarrollo comercial y su crecimiento, no te pierdas este artículo.

Eficiencia energética en grandes superficies. Soluciones a la altura de los retos.

La eficiencia energética, el ahorro de agua, el reciclaje y la reducción de emisiones de CO2 son los grandes retos empresariales del siglo XXI.  Afrontarlos para transformarlos en oportunidades de negocio es un reto aún mayor que se multiplica en el caso de las grandes superficies: centros comerciales, hoteles, sedes sociales y oficinas de grandes compañías o edificios públicos –grandes consumidores de energía y recursos– se encuentran en la encrucijada de buscar soluciones a la altura de estos retos.

Laura Martín.-

No se trata solo de disminuir el impacto ambiental o frenar el cambio climático, sino también de impulsar nuevas formas de negocio. La eficiencia energética es además una oportunidad para crear empleo relacionado con el medio ambiente. Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), este sector podría superar los 700.000 empleos en 2020.

siam-paragon

La Unión Europea (UE) trabaja para mejorar la eficiencia energética global de sus Estados miembros precisamente con dos objetivos clave: hacer frente al cambio climático y conseguir un suministro de energía seguro, sostenible y competitivo.

El reto es reducir sus emisiones de CO2 en un 20% en el año 2020 tomando como referencia los niveles de 1990.

En este sentido, la UE tiene dos directivas clave para responder al reto de la eficiencia energética en materia de edificación: la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios (2002/91/CE) y la Directiva de Eficiencia Energética del Uso Final y Servicios Energéticos (2006/32/CE).

Y es que se calcula que el 40% del consumo total de energía primaria en la UE se destina a los edificios, responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso es crucial para la UE optimizar energéticamente sus 160 millones de los edificios si quiere llegar a su meta antes de 2020. Estos datos dan una idea de hasta dónde llega la importancia de la eficiencia energética en el ámbito de la edificación –más en grandes superficies–. Por eso la planificación eficiente y el uso racional de la energía por parte de estos grandes complejos se convierte en un aspecto estratégico para su desarrollo comercial y su crecimiento.

Soluciones ejemplares

Las respuestas y soluciones en materia de eficiencia energética en grandes superficies deben estar, por todos estos motivos, a la altura de los retos mismos. Es el caso del proyectoOLED100.eu (Iluminación con LED orgánicos en dimensiones europeas) –que acaba de recibir un importante impulso económico del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea al conseguir 12,5 millones de euros–, cuyo objetivo es aumentar la eficiencia energética y la vida útil de los LED para aplicaciones de iluminación de grandes superficies.

Coordinado por Philips Technologie GmbH en Alemania, el equipo de OLED100.eu lleva tres años trabajando en estos objetivos. Durante este tiempo los investigadores han resuelto peculiaridades técnicas y estudiado los niveles de aceptación y las preferencias de los usuarios finales con respecto a esta nueva tecnología de iluminación.

Los objetivos del proyecto han sido mejorar la eficiencia luminosa, prolongar la vida útil, aumentar la escala del área de emisión de luz, optimizar los procesos para reducir los costes de producción y estandarizar las mediciones basándose en la investigación de aplicaciones.

En el marco de este proyecto los investigadores han realizado estudios de casos de percepción acerca de gustos y aceptación de los OLED como fuente luminosa y elaborado modelos hipotéticos de industrialización y cálculo de costes de los procesos de producción. En OLED100.eu participan socios de Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Países Bajos y Reino Unido.

DUBAI Noche (1)

De eficiencia energética en grandes superficies comerciales una de las compañías que más sabe es la portuguesa Sonae Sierra, con casi medio centenar de centros comerciales en diversos países europeos como Portugal, España Italia, Alemania, Grecía y Rumanía, además de Brasil.

Su responsable de Property Management en España, Alberto Bravo, explica a Compromiso Empresarial que “la gestión de la eficiencia energética, el ahorro de agua y el reciclaje son tres puntos clave y de gran impacto para los nueve centros comerciales de Sonae Sierra en España, cuyos índices de gasto energético han mejorado muy considerablemente en los últimos cinco años”.

En el marco de su política de responsabilidad corporativa, la compañía ha identificado objetivos a largo plazo que reflejan los aspectos económicos, sociales y ambientales más significativos para sus diferentes espacios comerciales.

Según explica Bravo, “una vez establecidos los procedimientos generales de gestión y objetivos anuales de mejora, los centros establecen los suyos en base a los de la compañía y definen acciones para alcanzarlos”.

El objetivo principal de las acciones durante los últimos cinco años ha sido concienciar a los consumidores sobre los problemas que genera la escasez de agua. Desde 2006, estos centros han ahorrado 27.500 m3 de agua, la cantidad equivalente a llenar once piscinas olímpicas.

Para los centros comerciales también es fundamental el comportamiento en materia de eficiencia energética y reducción de emisiones de CO2. En este sentido, desde 2006 se han ahorrado 6.731.208 kwh, energía suficiente para iluminar 31.163 hogares, y se ha evitado emisiones a la atmósfera similares a las desprendidas por un vehículo tras dar casi 3.100 vueltas al mundo.

En relación a la concienciación sobre el reciclaje, estos espacios han reciclado 1.212 toneladas de residuos, el equivalente al peso de 202 elefantes.

Entre algunos ejemplos de las medidas implantadas en los centros comerciales de Sonae Sierra en España destaca la instalación de grifos con temporizadores y perlizadores, y otros equipamientos, como los urinarios sin agua, que permiten un importante ahorro, o la iluminación LED.

A esto se suma la instalación de sondas crepusculares para regular el encendido de la iluminación, la instalación de muelles en los centros comerciales donde realizar una separación selectiva de los residuos del centro, o el uso de equipamientos de aire acondicionado y ventilación más eficientes.

Bravo explica que “sin duda, para tener resultados de éxito hemos contado con la colaboración de nuestros comerciantes, con los que realizamos importantes campañas de sensibilización y formación en materia ambiental, y a los que reconocemos sus esfuerzos a través de los Premios Planet Sierra que por la labor realizada para disminuir el impacto ambiental de su actividad.

A su juicio, “las empresas deben saber detectar todas las ventajas a medio y largo plazo que conlleva la implantación de una política de RC seria y realista, tanto desde el punto de vista económico como de ahorro de costes y en el ámbito social, logrando así un entorno más saludable para llevar a cabo nuestra actividad”.

“Para conseguirlo, no es necesario desembolsar grandes cantidades de dinero o cambiar por completo la manera de trabajar, sino que mediante pequeños gestos en el día a día y llevando a cabo una serie de mínimos cambios en las instalaciones, cualquier empresa puede conseguir ser ambientalmente sostenible”, concluye.

Estas y otras tecnologías, como la domótica, están aplicándose también en la construcción y rehabilitación de grandes sedes de empresas, más allá de por razones meramente ambientales. Las razones económicas también pesan, porque las empresas saben que las medidas de eficiencia, ahorro y reciclaje les tocan también el bolsillo y la cuantía de sus facturas finales de gasto de luz, agua o materiales, se ven considerablemente reducidas.

shopping-en-buenso-airesEn esta línea, la Universidad de Zaragoza (UZ), a través del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (Circe), liderará un proyecto europeo por valor de 9,5 millones de euros para construir edificios sostenibles. Se trata de NEED4B (New Energy Efficient Demonstration for Buildings), un consorcio formado por 16 organizaciones procedentes de empresas, Universidades y centros tecnológicos de toda Europa y financiado por la Comisión Europea (CE) en la última convocatoria del VII Programa Marco de I+D.

El proyecto NEED4B busca desarrollar una nueva forma de diseñar, construir y operar los edificios de nueva construcción, una metodología que será pública y de aplicación en un amplio abanico de edificios de bajo requerimiento energético. La metodología propuesta será validada en una serie de “demostradores” que serán construidos en cinco países europeos, entre ellos, España.

NEED4B contempla la construcción de 27.000 metros cuadrados repartidos en cinco edificios “demostradores”, ubicados en las ciudades de Mons (Bélgica), la ciudad española de Zaragoza, Bérgamo (Italia), Kungsbacka y Böras (Suecia) y Estambul (Turquía).

El “demostrador” de Zaragoza será el nuevo edificio del Circe, que albergará parte de sus oficinas y laboratorios de investigación, complementando su actual sede, un edificio cero emisiones situado en el campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza.

Hoteles y sedes empresariales se suman al reto

El turismo es otro de los sectores cada vez más consciente de que las políticas de eficiencia energética son una estrategia de negocio de vital importancia y por ello buscan posicionarse como líderes en el mercado. De forma particular es el sector hotelero el que más puede beneficiarse de la eficiencia energética y el uso de energías renovables en términos de imagen, competitividad y rentabilidad.

Compañías como la española NH Hoteles han certificado ya en esta materia 400 hoteles. La empresa hotelera es consciente de que la eficiencia energética es un reto inexcusable para cualquier organización que se proponga avanzar en materia de sostenibilidad y a la hora de reducir su consumo de energía y, por tanto, de emisiones, a lo que hay que añadir el importante ahorro de costes.

En NH Hoteles la eficiencia energética “es un factor estratégico de su Plan Medioambiental 2008-2012, que ya tiene un resultado de ahorro de energía del 15% y una reducción de emisiones de CO2 del 32,41%”, explican desde la compañía, que reconoce que el cumplimiento de este plan ha requerido un esfuerzo del que, por otra parte, la empresa está sacando rendimiento en diferentes aspectos.

Uno de ellos ha sido la obtención de la certificación ISO 50001, que acredita la existencia de un sistema optimizado para el uso correcto de la energía.

nhEn palabras de Luis Ortega, director de Medio Ambiente e Ingeniería de la cadena, “esto significa que tenemos un programa específico de eficiencia energética para los 400 edificios de los hoteles que opera la compañía en todo el mundo y que se puede auditar que la empresa está siguiendo una norma internacional para la gestión eficiente de la energía. Tenemos certificado el programa general, no un edificio”. Según sus palabras, NH es la primera cadena hotelera del mundo que ha conseguido esta certificación.

Uno de los elementos clave de esta iniciativa es la plataforma e-learning, un sistema de formación on-line para todas las personas que tienen que manejar energía en su trabajo diario en la compañía, que además está traducido a todos los idiomas locales, de forma que los trabajadores pueden recibir la formación en su propia lengua. “Algo que ya ha hecho el 60 por ciento de los 18.000 empleados”, explica Ortega.

Para Ortega, la implicación del personal de NH es clave en el éxito de este programa. “Es lo que explica que en plena crisis mundial y sin inversiones, hayamos conseguido reducir los consumos y las emisiones”, apunta.

Ikea Endesa son otros ejemplos que merecerían capítulo aparte en materia de gestión eficiente de la energía y los recursos en grandes superficies. Ikea lo aplica en sus tiendas de todo el mundo y Endesa muestra el mejor ejemplo de sus buenas prácticas energéticas en su sede social de Madrid, que cuenta ya con numerosos premios que reconocen estas actuaciones.

El gigante sueco de muebles y decoración anunció en junio de 2011 una inversión de 50 millones de euros para mejorar su eficiencia energética hasta 2013.

La compañía cuenta desde 2010 con un Plan de Ahorro y Eficiencia energética en sus instalaciones españolas. Primero se ocupó de la gestión de residuos y el ahorro de agua, a lo que ha sumado después la instalación de placas solares fotovoltaicas, que comenzó el pasado año en la tienda de Sevilla, y que continuará en once de sus trece almacenes y en sus dos centros logísticos en España.

La geotérmica es otra energía de uso habitual para la marca sueca. De hecho, ya cuenta con una planta de energía geotérmica en su tienda de Jerez, inaugurada el pasado año y con la que cubrirá el 90% de las necesidades de calor en invierno y el 10% de refrigeración en verano, además de contar, en esta misma instalación, con placas solares fotovoltaicas para obtener el agua caliente.

Ser sostenible permite ahorrar, no solo emisiones, si no también euros. Los datos de la compañía sueca en 2011 arrojan que la aplicación de medidas relacionadas con la gestión de residuos, el ahorro de agua y la eficiencia energética le permitieron ahorrar costes por valor de 2,5 millones de euros en el año fiscal 2010.

Eficiencia tambien en el ámbito público y privado

Más allá de las soluciones tecnológicas que ayudan a los edificios y grandes superficies a ser más “inteligentes” a la hora de reducir sus consumos energéticos, no podemos olvidar que otra de las piezas clave en este “puzzle” es el usuario final y su concienciación: cada empleado de una compañía, cada consumidor que se acerca a una superficie comercial, cada turista que se aloja en un hotel; todos, tiene un papel clave que jugar, y sus pequeños gestos contribuirán de manera decisiva al éxito de la implantación de estas tecnologías y de los objetivos finales de reducción y ahorro.

Endesa, consciente de este hecho, lanzó en 2010 su comunidad on-line Twenergy para favorecer y fomentar el consumo responsable de la energía, facilitando a los usuarios finales soluciones y herramientas que les permitan ser más eficientes en su consumo energético.

En este portal los usuarios pueden encontrar trucos y consejos para ahorrar energía, mantenerse al día en su blog, compartir experiencias en su foro, marcarse retos…, incluso conocer el ranking de usuarios más eficientes o descubrir qué ciudades consumen de manera más inteligente. Si lo que quiere el usuario es conocer si consume inteligentemente también es posible medir su nivel de eficiencia o calcular su huella de carbono.

A nivel público, la ciudad de Vitoria- Gasteiz es este año referente en materia de sostenibilidad y eficiencia energética, ya que ostenta el título de Green Capital Europea.

El cambio producido ha sido espectacular y la mejor prueba de ello es el galardón obtenido el pasado mes de marzo por el Ayuntamiento de la ciudad, reconocido por la eficacia en la gestión energética de sus edificios, que realiza en colaboración con Giroa Grupo Dalkia desde hace más de trece años.

El premio ha sido concedido por expertos del sector y se otorga a Vitoria por el modelo elegido en 1999 para gestionar de forma conjunta los edificios municipales –comenzó con 181 y se ha incrementado hasta llegar en la actualidad a los 350– entre los que se encuentran centros cívicos, edificios de deportes, oficinas, residencias, etc.

El Departamento de Mantenimiento de Edificios Municipales, como impulsor del contrato, diseñó un modelo pionero a nivel nacional que ha servido de referencia para el resto de los Ayuntamientos españoles.

vitoria

Este modelo de gestión ha supuesto, además, una mejora ambiental que se ha traducido a lo largo de estos trece años de contrato en un ahorro energético medio del 24% y una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 28.100 toneladas.

Todos, empresas, administraciones públicas y usuarios particulares, tienen la clave para hacer de la eficiencia el eje del comportamiento diario. Porque ya se sabe: la energía más limpia es la que no se consume.

La sede de Endesa, ejemplo de eficiencia y sostenibilidad

La sede de la eléctrica Endesa en Madrid ha sido el primer edificio en España en obtener la certificación en eficiencia energética denominada “Triple A” (AAA) que se logra al cumplir con los estándares de las certificaciones de Eficiencia Energética (UNE-E 16.001), Calidad Ambiental en Interiores (UNE 171330-3), y la Certificación en Gestión Ambiental (ISO 14.001)).

La sede de la compañía fue diseñada por el prestigioso arquitecto Rafael de la Hoz, que inició su proyecto en 1998, cuando Endesa quiso centralizar a sus por entonces más de 2.000 trabajadores dispersos por varios edificios en Madrid. Además, la nueva sede tendría la difícil misión de ahorrar hasta un 30% de gasto energético.

La sede realmente está formada por dos edificios unidos por un enorme patio interior que sirve para regular la temperatura del complejo gracias al efecto chimenea, que proyecta el aire caliente del interior hacia arriba por unas compuertas regulables acristaladas en el techo. Este efecto provoca la renovación de aire fresco que proviene regulado desde el exterior y filtrado a través del sótano del edificio. En invierno se realiza el efecto contrario y se logra precalentar las oficinas unos dos grados más de temperatura previa a la entrada de los empleados.

Con este sistema se logra reducir considerablemente el uso de sistemas de climatización artificiales de calor/frío por agua auxiliar del que dispone también el edificio. Este sistema ha permitido unos ahorros en las emisiones de CO2 del 52%.

Endesanoche

En el parking exterior, con capacidad para unas mil plazas, se han empleado una marquesinas en el techo formadas por paneles fotovoltaicos que vierten la energía a la red, debido a que, por su extensión, no son capaces de utilizarse para reducir el gasto eléctrico del edificio.

Además el parking dispone de varios puntos de recarga para vehículos eléctricos, que se suma a políticas de movilidad sostenible como la del “coche común”, que incentiva con plazas de parking gratuitas a los empleados que utilicen el coche compartido para ir a trabajar, y la reducción de CO2 de la flota de más de 500 vehículos de la compañía al sustituirlos por híbridos, y pensando en un futuro muy cercano reemplazarlos por vehículos eléctricos 100%.

En cuanto a la gestión del agua –uno de los problemas de estos edificios tan grandes es el derroche de agua para regar los jardines exteriores– se han sustituido el césped natural y las plantas ornamentales por plantas de la zona que no necesitan tanta agua. El agua de riego llega a través de la cubierta transparente de vidrio con una inclinación determinada donde se recolecta y almacena el agua de lluvia para su posterior reutilización.

Por Laura Martín.

Más Info: También puedes leer este reportaje aquí.

Reuniones más verdes

18 Dic

En la era de la ‘reunionitis’, un mal que afecta a muchos, y un fenómeno que a veces no se gestiona con la suficiente eficiencia y racionalidad, el binomio nuevas tecnologías-sostenibilidad se hace cada vez más necesario. Si no queremos que la ‘fiebre’ por celebrar encuentros, jornadas, ponencias, o simplemente reuniones corporativas haga que paguemos altas facturas económicas y sobre todo ambientales, ¿por qué no hacer uso de la teleconferencia para evitar desplazamientos o vuelos innesarios?, ¿ por qué no dejar de utilizar toneladas ingentes de papel en grandes eventos y reuniones y optar por soportes digitales, mucho más limpios y que proporcionan una imagen mucho más moderna?. A veces, tomar medidas así de sencillas permiten cifras de ahorro que impresionarían a cualquier empresa.

Si te interesa saber que ya existen compañías que se diferencian en el mercado basándose en estos criterios, o que muchas otras ya ofrecen servicios específicos relacionados con las ‘reuniones verdes’ o green meetings, no te pierdas este artículo.

Green Meetings, el nuevo reto de las empresas

Los llamados Green meetings son congresos, convenciones y programas de incentivos que buscan minimizar el impacto ecológico que generan. Los expertos opinan que esta tendencia es el futuro inmediato y que las empresas que empiecen a ponerla en práctica contarán con una ventaja competitiva que a medio y corto plazo mercado y clientes les gratificarán.

Laura Martín.-

teclas verdes

Y es que incorporar aspectos ambientales en todas las etapas de la organización de reuniones y encuentros es, muchas veces, bien sencillo: sustituir la documentación impresa del congreso por un CD o un pen drive, o usar tecnologías como la videoconferencia para evitar traslados y por tanto emisiones contaminantes, son solo algunas. Y hasta existen ya metodologías desarrolladas para implantarlas en clientes y empresas.

La sostenibilidad de reuniones, eventos, congresos o encuentros implica muchos y muy diversos aspectos: administración y logística, espacios e instalaciones, consumo energético y de agua, movilidad y transporte, gestión de residuos, servicios de restauración y catering, o la difusión y edición de materiales. Y por supuesto, a muchos agentes: promotores y organizadores, proveedores y distribuidores, operadores de transporte o asistentes y participantes.

Desde Event Planner Spain, portal especializado en organización de eventos, explican que la implantación de medidas de protección ambiental en congresos y reuniones “puede aportar un toque especial, además de ahorrar dinero, ser beneficiosas y dar una impresión moderna y altruista de la empresa organizadora”.

A su juicio, las reuniones “verdes” pueden proporcionar a la industria de los eventos “mucho valor añadido, así como reducir costes”. Esta web es un buen ejemplo de que actualmente existen muchos expertos en la materia, incluyendo agencias de organización, hoteles y todo tipo de proveedores, así como certificaciones que ayudan a fomentar las iniciativas y los eventos sostenibles.

Las cifras y algunos ejemplos cercanos avalan estas opiniones. El Palacio de Congresos de Valencia, inaugurado hace ahora catorce años y obra del famoso arquitecto Norman Foster, hizo públicos el pasado mes de julio resultados del año 2012 en materia de ahorros e ingresos derivados de las acciones sostenibles puestas en marcha en la organización de eventos y reuniones, y que ascienden a 1,3 millones de euros, con un impacto económico para la ciudad de más de 750 millones de euros desde su apertura, con la celebración de casi 2.200 eventos y 1,5 millones de asistentes.

Además de su diseño inicial, que potencia la luz natural, el edificio cuenta con un plan global de sostenibilidad que incluye lámparas de bajo consumo y sensores de movimiento, instalación de fibra óptica para la iluminación o la depuración del agua de los estanques.

En 2008 se instaló una cubierta fotovoltaica que ya ha generado más de 1,2 millones de kWh, además de un completo programa de ahorro y eficiencia energética y una reciente mejora del sistema electrónico del control de las instalaciones y la sustitución de dos máquinas de producción para la climatización del edificio, según explica el consejero y director gerente de la entidad, José Salinas. En general, el ahorro estimado derivado de todas las acciones será aproximadamente de más de 1,2 millones de kWh al año, frente al consumo inicial del edificio.

Las compañías hoteleras han empezado también a comprender que ofrecer de forma específica servicios relacionados con los Green meetings a sus clientes y empresas es un nuevo nicho de mercado aún por explotar.

Es el caso de la cadena española NH Hoteles que, bajo el epígrafe Ecomeetings, ofrece desde enero de 2010 un nuevo servicio para la organización de eventos, congresos y convenciones basado en el uso respetuoso de los recursos energéticos y la utilización de productos de bajo impacto ambiental y de comercio justo.

Solo en 2009 las 26.000 salas de reuniones con las que cuenta la cadena hotelera acogieron un total de 235.000 reuniones de clientes, lo que muestra el potencial de mejora del impacto ambiental que supone este volumen.

Casi diez establecimientos de la cadena comenzaron hace dos años a ofrecer la contratación deEcomeetings incluyendo el uso responsable de los sistemas de climatización –con un límite entre 21 grados de máxima en invierno y 26 de mínima en verano–, minimizar el consumo de energía con la utilización de energía limpia, detectores de presencia o el uso de lámparas de bajo consumo, además de la utilización de productos con bajo impacto ambiental.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan Medioambiental de NH Hoteles 2008-2012, que, tras cuatro años ha conseguido reducir más del 20% de sus consumos de energía, agua, emisiones de CO2 y generación de residuos. Así, la hotelera ha alcanzado en este periodo un ahorro energético del 22,7%, una reducción del consumo de agua del 27,6%, una disminución de emisiones de CO2 del 40% y una reducción de residuos y reciclaje del 34,2% bajo el lema Wake Up To a Better World (Despierta a un mundo mejor).

Según explica el director de Medio Ambiente e Ingeniería de la compañía, Luis Ortega Cobo,desde la puesta en marcha del plan ambiental en 2008, la huella de carbono de NH se ha reducido en un 40% gracias a proyectos como el servicio de Ecomeetings, a lo que se suma la compra de energía verde en todos los hoteles de España o la Calculadora de huella de carbono.Su inversión ambiental ha superado en estos cuatro años los cuatro millones de euros, de los que un 60% se han invertido en hacer más eficientes sus establecimientos.

Meeting-By-Design-Green-Meetings

Tendencia internacional

El doctor Simon Woodward, investigador del Centro Internacional de Investigación en Eventos, Turismo y Hostelería de la Universidad Metropolitana de Leeds (Reino Unido), es un reputado experto en la materia y ha publicado numerosos artículos al respecto. Actualmente está llevando a cabo trabajos de investigación en materia de meetings y RSC para la Organización Profesional de Planificadores de Reuniones Independientes Meetings Professional International (MPI).

A su juicio, los profesionales del sector de congresos y reuniones “deben entender que una política de responsabilidad corporativa demuestra credibilidad y fiabilidad ante los clientes y proporciona un punto de diferenciación en el mercado”.

Según sus datos, los motivos de que el sector esté cada vez más interesado por la organización de eventos sostenibles varían y en muchas ocasiones “no tienen que ver con la generación de beneficios”. De hecho, “pocas personas creen que la RSC mejore los resultados finales, pero sí que ayuda a que se les incluyan en las listas de proveedores seleccionados o con preferencia a la hora de la contratación”.

Estos datos, extraídos de una amplia encuesta a más de 1.100 profesionales del sector y entrevistas a más de setenta expertos de todo el mundo, y que aún no ha sido concluido, deja claras algunas tendencias: aún está por producirse el punto de inflexión necesario para que un mayor número de organizaciones comprometidas conviertan su enfoque actual en un compromiso reconocido con acreditaciones estandarizadas.

En este sentido, explica Woodward, la introducción este año de la Norma ISO 20121 sobre sostenibilidad en la gestión de los eventos centrará el debate entre los profesionales del sector, que consideran que “a no ser que el sector en su conjunto se implique de forma más intensa en el cumplimiento de las normas voluntarias, se corre el riesgo de que se tengan que cumplir forzosamente, sobre todo en lo que se refiere a políticas ambientales y sociales”.

“Creo que las generaciones más jóvenes están cada vez más comprometidas con los aspectos sostenibles de la organización de eventos. Simplemente, si no les gusta la forma en la que tratas el medio ambiente y la comunidad a tu alrededor es improbable que quieran trabajar para ti”, añade.

reunionverde

A nivel internacional existen diversos organismos, como The Green Meeting Industry Council(GMIC), una organización profesional sin ánimo de lucro, que ofrecen ya metodologías reconocidas para aplicar criterios de sostenibilidad en la organización y celebración de eventos y reuniones. GMIC trabaja a través de la educación, el reconocimiento de las mejores prácticas, la promoción de normas internacionales y el apoyo al sector a través de sus integrantes y socios, que supera los 500.

El GMIC proporciona apoyo, educación, recursos, investigación de la industria y liderazgo para fomentar los estándares internacionales relacionados con los principios de sostenibilidad en el sector de la organización de eventos.

Meet Green, con sede en Portland, Oregón (EEUU), trabaja desde 1994 ofreciendo servicios de consultoría sobre sostenibilidad, sesiones educativas y reuniones verdes, así como en la difusión de las ventajas competitivas de este tipo de eventos. La organización cuenta con oficinas en Nueva York, Washington DC, Vancouver (Canadá) y Estocolmo. Sus responsables aseguran que el “próximo paso en el sector serán los virtual meetings, algo que ya consideran una realidad”.

Por su parte, la EPA, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, ofrece la guía ¡Es fácil ser verde! –que es posible descargarse en Internet en castellano y de forma gratuita–, para plantear y organizar reuniones y eventos amigables con el medio ambiente. Su objetivo es dejar constancia de las ventajas de este tipo de gestión y contempla todos los aspectos del evento: desde la planificación, al desarrollo, conclusión y evaluación de este.

¿Preparados para un futuro que ya está aquí?

Más allá de las ventajas ambientales o económicas que implica la implantación de la sostenibilidad en la organización de reuniones o eventos, existen circunstancias, que se podrían llamar excepcionales, que demuestran que no solo es necesario, si no imprescindible para las empresas, estar preparado para afrontar este reto.

En abril de 2010, mientras los cielos europeos se colapsaban por las cenizas producidas por la erupción del volcán islandés Eyjafjalla, cientos de reuniones de negocios quedaban suspendidas por la imposibilidad de trasladarse. Centros “neurálgicos” como Bruselas, Londres o Berlín, quedaban “cerrados” por las consecuencias de este fenómeno natural.

Ante las dificultades para celebrar estas reuniones de trabajo, empresas y organismos buscaron una “alternativa” tecnológica. Según datos de British Telecommunications, la demanda de teleconferencias aumentó un 35% tras el comienzo de la erupción del volcán.

teleconferencia-cisco-video

¿Por qué las empresas solo demandan, contratan y utilizan una tecnología tan sencilla en circunstancias excepcionales como este caso? ¿Cuál es la razón para que estas técnicas, aparentemente sencillas, no se generalicen de forma masiva? Desde la empresa Unitronics, especializada en soluciones tecnológicas para la implantación de redes de comunicación empresarial y su gestión remota, explican que la oferta en materia de videoconferencia y telepresencia se ha ampliado mucho en los últimos años y supone una mejora sustancial frente a la tecnología inicial de las reuniones en remoto que solo disponían de audio.

Gracias a las reuniones por videoconferencia se pueden llevar a cabo sesiones de trabajo basadas en la puesta en común de documentos o la toma de decisiones empresariales con mayor rapidez. “El ahorro más obvio es el ahorro en viajes, y por tanto económico, pero el más importante es el ahorro de tiempo, y por supuesto, de deterioro del medio ambiente”, añaden.

La solución más reciente creada por Unitronics es el servicio de Telepresencia Internacional B2B para que las reuniones con otras sedes o con clientes que se encuentren a miles de kilómetros ya no supongan largos desplazamientos.

Se trata de un servicio en modelo de pago por uso que solo requiere llevar a acabo una sencilla solicitud, en la que se indican datos como la fecha, la hora y los puntos de encuentro de la reunión prevista. A partir de ahí, Unitronics se encarga de cubrir todos los pasos. La red de salas del Servicio de Telepresencia Internacional B2B incluye las propias de Unitronics en Madrid, Barcelona y Bilbao, más de cincuenta salas públicas de TATA y trescientas pertenecientes a suspartners. Todas las salas de telepresencia utilizan tecnología inmersiva que proporciona una gran calidad y calidez entre los participantes de la reunión.

Para las empresas con menos recursos económicos o de menor tamaño Unitronics ofreceViewit, otra solución de telepresencia low cost totalmente paquetizada –cabinas desmontables– que mejora radicalmente el servicio de vídeo existente. Únicamente se necesita el espacio físico donde ubicar la solución y Unitronics se encarga de tenerla disponible en un día y medio.

Según datos de esta compañía, está comprobado que el 80% de las reuniones que se mantienen son de tres o menos personas, por lo que esta solución es ideal para cubrir gran parte de las necesidades de la mayoría de los clientes.

El ahorro en cifras

Los desplazamientos al lugar de trabajo, pero sobre todo las reuniones, suponen unos costes cada vez más elevados para las empresas y los trabajadores. Las subidas de los precios de los carburantes y, como consecuencia de ello, del transporte, han disparado el gasto en esta partida para las compañías en más de un 20%, según cifras de la compañía de telecomunicacionesAxiatel.

Según sus datos, soluciones como la videoconferencia y el teletrabajo supondrían una reducción de costes de hasta un 30%, lo que significa que una Pyme podría ahorrar hasta 1.200 euros al año, un ahorro importante, tanto en materia de transporte como de tecnología, pues el usuario solo necesita un ordenador, una conexión a Internet y una webcam.

A su juicio, “tecnologías como la videoconferencia permiten al usuario estar presente en todas partes sin la necesidad de desplazarse, y es un modo de reunión mucho más eficaz en comparación con otros servicios, como la central telefónica o el correo electrónico”.

“Se trata de una tecnología que se adapta tanto a grandes empresas como a Pymes, a comerciales, trabajadores a distancia o a cualquier empresario que quiera rentabilizar su tiempo”, señalan desde Axiatel, que prevé que en el próximo año la utilización por parte de las empresas de estos servicios se pueda multiplicar por diez.

A esto se suma otra ventaja: el importante ahorro para el medio ambiente en materia de emisiones de CO2. Los desplazamientos en coche, tren o avión, no solo son costosos para la empresa, sino también para el entorno: un vuelo de poco más de una hora y media emiten 0,32 toneladas de CO2 por cada viajero, un coste para el medio ambiente que se podría ahorrar con soluciones como la conferencia virtual.

nh greenmeetings

Datos de mayo de 2012 de la compañía Techno Trends indican que el uso de lo que se denomina Green TIC podría reducir un 15% las emisiones de CO2 previstas para el año 2020 en el mundo, además de suponer un ahorro de costes de unos 600.000 millones de euros en ese año.

En palabras de Eduard Arnau, director comercial de la compañía, “esta reducción del 15% de emisiones contaminantes equivalen a un ahorro de 7.800 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

De esta cantidad, 2.400 millones se reducirían a través del empleo de las llamadas smartgrids (redes inteligentes) para la distribución de energía; 2.300 millones se derivarían de una logística más eficiente; 1.700 millones mediante edificaciones energéticamente eficientes; 970 millones a través del incremento de la telepresencia y videoconferencia y 130 millones derivados de un menor uso de papel.

Arnau señala que “la actual situación económica ya no hace viable un modelo económico que derrocha el dinero en situaciones que se pueden solventar de forma sencilla gracias a las tecnologías de la información y sistemas que permiten importantes ahorros económicos, ambientales y de tiempo, sin contar con el equilibrio de la balanza entre el trabajo y la vida personal y familiar”.

Según sus datos, “solo el año pasado se redujeron 360 millones de toneladas de gases de efecto invernadero gracias al uso de los sistemas de telepresencia y videoconferencia, como consecuencia de la disminución en el número de desplazamientos.

“Los equipos de telepresencia y videoconferencia permiten establecer una reunión con mayor flexibilidad, con pocos minutos de antelación, permite la participación de un mayor número de personas que si la reunión fuese presencial, agiliza la toma de decisiones y evita los desplazamientos innecesarios con la consecuente pérdida de tiempo que esto supone. “En Estados Unidos, por ejemplo, cerca del 25% de la población utiliza el teletrabajo como única forma de trabajo, mientras que en España, apenas alcanzamos el 6%”, concluye.

Por Laura Martín

Más Info: También podéis leer este reportaje aquí.

PUNTOCERO COMUNICACION Blog de Juan A. Cabrera, Quipu Servicios de Comunicación

Comentarios sobre comunicación y marketing on line y off line

Infografías en castellano

Infografías interesantes en español (Alfredo Vela)

OBSERVATORIO RH+

I+D+información de Gestión de Recursos Humanos

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.